Detalles y luz

La vida es una sucesión de momentos irrepetibles y por ello nos preocupa tanto el tópico aquel de “Carpe Diem”. A veces basta con caminar con los ojos abiertos, empapándote de momentos cotidianos, de las risas de los transeúntes en una ciudad desconocida, del esfuerzo de los artistas callejeros o del juego de unos niños cualquiera.

La fotografía nos ayuda a congelar aquello que no queremos olvidar, momentos llenos de emociones. 

¿Y sabéis que es lo que más me gusta de esta foto? Pues bien, puede que a primera vista no te des cuenta, pero si la observas con atención durante unos segundos y te fijas en la niña del lazo rosa, podrás ver que tiene el sol entre las manos. ¿Acaso hay poder mayor que este?.

 

IMG_0919 b