Salir a flote

En la vida hay momentos de oscuridad que terminan por explotar para acabar renaciendo como destellos de luz. Hay un momento en el que tocas con los pies el fondo y maravillosamente te impulsas para salir a flote. Ocurre algo, aparece alguien que te marca tan profundamente que solo puedes hacer una cosa: Alzar la cabeza, vislumbrar la superficie y nadar hacia la orilla.

Es en ese momento cuando te das cuenta de que no todo está perdido, que has sido tú quien ha añadido capas de negatividad a la realidad. Posiblemente también sea entonces cuando reaparezca el miedo. Pero ahora no te paraliza. Ahora comienzas a sentir tu fuerza y sobretodo, descubre las ganas que tienes de reafirmarte, de crecer y de absorber toda la belleza del mundo y del momento que acabas de vivir.

En ese preciso instante decides revolucionar todo. Remover tu interior hasta llegar a las entrañas. Decides nacer de nuevo, reinventarte pero sin olvidar todo lo aprendido, lo luchado y la magia que albergas, aquella que hace un segundo no recordabas.

Te prometes a ti misma ser valiente y luchar porque la calma llegue a tu vida y a la de los que te rodean. Decides trabajar por todo lo que se ha despertado en tu interior y te preparas para ello. Sabes que puede ser difícil pero quieres intentarlo y conseguirlo.

“Se tú el cabio que quieres ver en el mundo” Mahatma Gandhi

IMG_1254

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s